Apoyo online

RSS

Autor: Apoyo online 17 julio 2013

5 comentarios

La suegra protagonista

Llevo 5 años casada con mi marido. Su familia vive en la misma planta que nosotros. Mi suegra no tiene buena relación con su marido y decidió volcarse con sus hijos. Sus hijos ahora son adultos, pero ella no se despega de ellos ni un sólo día, no es capaz de asumir que ellos tienen una vida independiente. Es muy sobreprotectora con ellos, les da órdenes, y al mismo tiempo siempre está demandando su atención (utiliza muchas estrategias para esto, desde llantos hasta fingir enfermedades). Ella tiene baja autoestima, pero a la vez es muy arrogante y caprichosa. También es inestable emocionalmente y tiene baja tolerancia a la frustración. Habla sobre su vida como si creyese que es la persona más desgraciada del planeta, le encanta exagerar lo infeliz que es y dar pena (en realidad, nunca sufrió ninguna desgracia). Suele llorar fácilmente cuando no le dan la razón, cuando no le hacen caso o no consigue lo que quiere. Mi marido se deja manipular por ella porque considera que es su obligación hacer lo que ella quiere para que no llore. Nos vemos obligados a aguantarle cosas, o a hacer cosas que no queremos, sólo para que no se eche a llorar. Sé que esto refuerza la mala conducta de mi suegra, pero es mi marido quien no quiere verlo y él me acusa de hacerla llorar si yo no actúo como él. Mi marido está muy unido a su familia y se siente responsable de su madre, pero mi suegra tiene demasiado protagonismo y poder. Mi marido va todos los días a su casa y a veces pasa allí más horas que conmigo. Cuando él no va, viene ella cada tres por cuatro. Sé que mi marido me quiere, pero él está tan pendiente de su madre que muchas veces parece que ella sea su otra esposa. En parte estoy celosa de mi suegra, porque él pasa demasiado tiempo con ella, pero, sobre todo, porque ella tiene un poder sobre nosotros que no le corresponde. Me veo obligada a aguantar muchas cosas. Lo paso mal y me veo con las manos atadas, pero mi marido no ve ningún problema en todo esto y me siento incomprendida. Ni siquiera se da cuenta de lo mucho que lo manipula su madre. Supongo que a veces él se ve entre la espada y la pared. Su madre tira por un lado reclamando atención y yo por el otro. No sé qué hacer.

Responde: Mariano Robles

La situación es complicada, pero puede tener algunas soluciones. Como bien explicas, es una lucha de poder. Y las estrategias de tu suegra son, con mucho, más efectivas que las tuyas. No digo éticas, digo efectivas. Es más, la familia no tiene límites que se respetan y la estructura familiar se rompe al desempeñar tu suegra los roles (a la vez) de madre y de esposa de tu marido. Esto en terapia sistémica se conoce como tríadas y es una situación ampliamente estudiada. El inconveniente es que tu marido acepta el juego y, según refieres, no parece muy dispuesto a cambiarlo.

El primer paso es cambiar la dinámica establecida. Y la realidad es que, en un primer momento, no es tanto tu suegra el objetivo, sino tu marido. Goethe decía que hay dos poderes pacíficos, el derecho y la astucia. Te propongo que uses la segunda. Teniendo claro que no puedes ir en contra del poder establecido (porque sabe defenderse: lloros, quejas, manipulación), comiences a crear una duda razonable en tu marido. Por lo que explicas, tu marido se encuentra casi entre la espada y la pared, y es tirado desde los dos costados. La propuesta que te hago es que, en vez de seguir tirando de él, lo empujes hacia ella. De manera sutil, pero constante. De todas maneras ya nos comentas que pasa más horas con ella que contigo. Es decir, antes de que él camine los pocos metros que hay entre una casa y la otra, le invites tú a que se vaya, a que cuide a su madre. La idea es crear una pequeña situación paradójica, que provoque una ruptura con lo de siempre. Al principio no pasará nada nuevo, incluso será más fácil para tu marido; después de un tiempo, surgirá la pregunta de ¿por qué quiere que siempre me vaya? Es más, puede que termine no queriendo ir tantas veces. Buscamos cambiar las conductas que siempre se repiten con un elemento diferente. El problema es que tu marido, para cuidar una relación (madre), descuida la otra (pareja). Y parece dispuesto a seguir haciéndolo. Y tú luchas para mantenerlo. Que parezca que pierdes, a veces, hace que ganes fuerza.

El fin es cambiar este juego. Desde aquí te propongo un pequeño posible inicio.

Entradas relacionadas:
Juegos psicológicos e ironía al hablar
No soporto a mi suegra

Etiquetas: , , , , ,

5 Comentarios en “La suegra protagonista”

Jesús 18 julio 2013 a las 12:22 pm

Me gusta la respuesta que da Mariano. Y creo que a mí me ha dado buen resultado en otras áreas de la vida, como en el trabajo. La idea de pérdida, algunas veces es una ilusión que con el tiempo se torna en ganancia. Y es porque no siempre lo que pensamos, creemos o imaginamos es lo acertado. Disminuyendo los miedos se siente una cierta libertad para tomar decisiones que pueden resultar más acertadas.
Un saludo

Nina 18 julio 2013 a las 1:30 pm

Muchísimas gracias!! Voy a intentar esta estrategia, a ver que tal funciona.

Marisa 22 julio 2013 a las 11:59 am

esta bueno el comentario y la preocupación de posecion . creo que tanto la mujer como la suegra pueden estar equivocadas en esta ocacion
pero paso a relatar mi situcion quizas me puedan ayudar
mi hijo se junto con una chica la cual siempre respete desde el momento que se fue a vivir con ella y los suegros el empezo a cambiar. es lógico pensé siempre . .. ya que por la edad de 24 años . vivir con otra familia van tomando las caracteristicas de esta .- venia a casa pero cada vez menos . voy adejar acentados comentarios de mi nuera para que se comprenda la situacion : _ ella ( mi ama tiene miedo que vengas a casa cuando ella no este . ya que es su casa y no te conoce …. ) no hubiese sido mejor decir mi mama te quiere conocer para entablar un union familiar … sin mas respondi que se quede tranquila no soy de mandarme donde no me invitan . o aviso y preguanto si puedo ir , respondi .
otra situacion fura las fiestas uno acostumbrado a pasarla al menos una con sus hijos .. bueno no sucedio .. años mas pedi que pasaran a saludar si pueden porque sabia que no ivan a venir . tampoco paso – y ahora ni a mis cumnpleaños viene . si le digo algo del tema soy pesasa y si o le digo nada es lo mismo . no pasa nada y soy pesada . Solo quiero que sea feliz lo llamo cada un mes o 15dias para ver como esta .. pero ni me llama ..
voy a probar de no llamarlo , haber que pasa pero me temo que van a decir vez ni te llama no le importas .

Nina 29 julio 2013 a las 8:53 pm

Hola Marisa,
En tu caso, aunque es completamente distinto al mío, la raiz del problema es la misma. La responsable no es tu nuera, sino tu propio hijo. Es él quien te evita. La nuera lo apoyará en su conducta, pero es él quien no se molesta en ir a verte ni llamarte.

crisa 15 abril 2014 a las 9:18 pm

Madre mía, no sabe lo bien que me ha venido la respuesta, porque justamente mi suegra es de la absorbentes,su marido se divorcio de ella y solo vive pendiente de el, como si no tuviera otra cosa que hacer en la vida que vivir de y para su hijo. Haré eso, empujarle a que este con ella, hehehe, hasta que acabe harto.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:

  • sean respetuosos y no sean ofensivos.
  • no sean spam.
  • no sean off topics
  • siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

Entidades colaboradoras

Los beneficios íntegros obtenidos por publicidad han sido cedidos a la Fundación Eduardo Punset: