Apoyo online

RSS

Autor: Apoyo online 6 septiembre 2012

23 comentarios

Problemas para dar y recibir cariño

Cuando era recién nacida, me operaron por un problema de cadera. Por este motivo, tuve que tener el cuerpo escayolado, durante bastante tiempo por lo que no pude recibir caricias de mis padres. Además de esto, mi familia es tradicional y fría, nunca nos mostramos gestos de cariño, ni nos tocamos y la relación es simplemente funcional. Soy una persona abierta, aunque insegura e inquieta, en general mis parejas y amigos coinciden en que soy fría y me cuesta dar cariño físico. Esto me trae problemas sexuales y de expresión corporal. La verdad no se cómo solucionar este problema, tengo entendido que los primeros años de edad son claves.

Responde: Noelia Sancho.

Efectivamente hay aprendizajes que se realizan en la infancia y pueden marcar nuestra forma de relacionarnos en el mundo. La expresión del afecto es uno de ellos, esta forma de expresarnos nos ayuda en nuestras relaciones sociales, profesionales y sentimentales. Parece que en tu caso, por la línea de relación afectiva familiar, echas de menos determinadas formas de expresión, de lo llamado “afecto positivo”. Podemos nombrar dentro de la expresión del afecto tres componentes emocionales, conductuales y cognitivos.

Por un lado es importante que entiendas qué quieres expresar y qué sientes (componentes cognitivos y emocionales), y luego está la parte que no has entrenado, la expresión corporal y verbal (componentes conductuales). Un entrenamiento en habilidades sociales y asertividad te ayudará muchísimo en estas áreas.

Además será muy interesante que a nivel de expresión corporal te fijes pequeñas metas que te acerquen a tu objetivo final. Por ejemplo sonreír al saludar, cuando saludes a alguien tocarle el brazo, si le das dos besos a alguien darle tambien un pequeño abrazo. Movimientos pequeños que a ti te vayan ayudando a soltarte estando cómoda, pero que vayas implementando en tus hábitos, de forma que sea un aprendizaje más estable. Es más fácil empezar por tu entorno de amistades y luego llevarlo al terreno familiar.

El lenguaje no verbal es la mayor fuente de comunicación que tenemos, pero recuerda que no todos nos expresamos igual y es mejor que vayas avanzando hasta sentirte cómoda con lo que tú quieres, no con lo que otros te piden. Parece que tienes claro que te gustaría expresar más y mejor, y eso sí lo puedes aprender. Cuando vayas soltándote con las pequeñas metas sociales, ve intentando ponerte pequeñas metas para mejorar tu vida sexual y tus relaciones en la intimidad, siempre poquito a poco. Llevará tiempo y paciencia, pero ten claro que tu capacidad de cambio te ayudará.

Entradas relacionadas:
No me atrevo a expresar mis sentimientos
Una infancia infeliz no determina una vida

Etiquetas: , , , ,

23 Comentarios en “Problemas para dar y recibir cariño”

Mª Dolores 14 septiembre 2012 a las 9:24 pm

Pues a mi me pasa todo lo contrario que soy muy cariñosa,y sin embargo mi Marido es muy frío,nunca da muestras de cariño ni te dice nada agradable,siempre esta gritando,yo antes era muy cariñosa con el pero con el paso del tiempo,he dejado de ser cariñosa con el,pues si ves que no te corresponde,me he cansado,sin darme yo misma cuenta.Quizás tenga el mismo problema que no recibiría cariño de pequeño,no lo se. Un saludo

Piedad Alvarez Maestre 15 septiembre 2012 a las 12:15 pm

El contacto físico y la seguridad que proporciona el afecto son indispensables para el desarrollo saludable de cualquier individuo. La ausencia de esto produce distorsiones, a veces muy severas, de la personalidad. Contar con apoyo afectivo en los primeros años no garantiza el bienestar futuro pero sin duda le permite desarrolla la confianza que facilita manejar mejor las situaciones frustrantes o adversas.

Juan Gutiérrez 15 septiembre 2012 a las 12:39 pm

Estoy totalmente de acuerdo con lo expresado por Noelia. Lamentablemente las muestras de cariño en la infancia -en este caso la falta de ellas- nos puede llevar a situaciones desesperantes. Conozco un caso en el que esta situación le llevó a dos episodios de autolisis tratando tal vez de lograr, en la etapa adulta, esa atención o cariño que echaba de menos en su etapa infantil. Desde luego la falta de cariño condiciona las relaciones personales y en ocasiones te hacen una persona desconfiada e insegura.

Elinor 15 septiembre 2012 a las 1:10 pm

¡Qué gran consejo el de la psicóloga!

Siempre me ha impactado la gran influencia que tiene la infancia sobre el resto de nuestras vidas. Por este motivo no me gusta juzgar el comportamiento de una persona que no conozco… ¡véte tú a saber por lo que ha pasado!

Un saludo.

Manuel Sánchez 15 septiembre 2012 a las 1:36 pm

Con permiso de Noelia, yo matizaría las recomendaciones del tercer párrafo, que por otra parte me parecen muy acertadas. Ese sonreír al saludar o el pequeño abrazo al dar dos besos a alguien no deberían ser un fin en sí mismos, sino más bien catalizadores de sensaciones. Es decir, la meta no es la sonrisa o el beso, sino concentrarse en el bienestar, el gustirrinín que deberían producir, para así disfrutarlo cada vez más. El resto debería venir rodado.

Maria 15 septiembre 2012 a las 2:00 pm

El consejo de Noelia funciona. Al menos ha sido así en mi caso. Yo tenía un carácter extremadamente introvertido en mi infancia y adolescencia. Sentía que quería expresar cosas y había una barrera que me lo impedía. El ambiente familiar tampoco ayudaba, ya que no eramos una familia muy comunicativa y mis padres tenían problemas de pareja. Mis padres finalmente se separaron y yo caí en una profunda depresión con tan sólo 14 años. A partir de aquí vi que mi forma de ser tenía que cambiar y poco a poco lo fui consiguiendo proponiéndome pequeñas metas, como cambiar mi forma de vestir o de relacionarme con los demás. Ahora puedo decir que he conseguido ser lo que realmente era por dentro y animo a todo el mundo que no esté satisfecho con su forma de ser a que lo intente, vale la pena.

Monica 15 septiembre 2012 a las 2:02 pm

También te puede ayudar hacer EFT, me parece una buena terapia.

Clara 15 septiembre 2012 a las 2:15 pm

¡Vaya! A mí no me operaron de la cadera pero todo lo demás fue igual, incluso más fuerte en mi caso, dado que el entorno donde crecí cualquier cosa relacionada con el cariño era considerada pecado. Durante mi infancia y adolescencia crecí sin muestras de cariño ni afecto ni hacia mi familia ni hacia nadie más. Simplemente nadie me abrazaba ni acariciaba, ni yo tampoco a nadie, claro, no era capaz. Sin embargo al llegar a mi juventud, a eso de los 19 años, hubo algunos acontecimientos que cambiaron mi vida radicalmente, me liberaron y me hicieron querer ser una persona expresiva. La verdad que tenía mucho cariño guardado para dar. No es imposible. Hoy, a mis 27 años, en muy poco me parezco a la chavala fría y borde de 17, estrictamente formal, que no tenía calor humano. Me di cuenta de que necesitaba el afecto, que por algo Dios me había creado así, y decidí pasar de prejuicios. Se fueron derrumbando unos a otros. Hoy ya no sólo puedo expresar sin problemas y disfrutar de gestos recibidos sino que también he podido reconocer mi verdadera orientación sexual. Si es que en esta vida está todo tan relacionado… Estoy de acuerdo en que una infancia infeliz no determina una vida. Nos condiciona, pero no nos determina: de adultos tenemos suficientes herramientas e intuiciones como para reorientarnos hacia eso que sabemos que somos y queremos llegar a ser.

Roberto 15 septiembre 2012 a las 4:07 pm

El cuerpo escayolado no tiene nada que ver con la falta de cariño. No creo que hayas estado escayolada hasta la cabeza que no hayas recibido un beso, un mesar de cabellos. La triste realidad es que tu familia no es cariñosa, punto. Mira que tipo de conducta quisieras tener y pontela de meta. Los niños son esponjas de cariño, dedicales tiempo y atencion y te reflejaran amor y quizas asi lo regreses. Tambien tener una mascota ayuda mucho, te dan cariño de forma incondicional. Eso ayuda al bienestar intimo.

esther 15 septiembre 2012 a las 9:09 pm

Tengo un hijo de 5 años que aunque es triste reconocer, nos cuesta mucho que nos haga caso en casa. Siempre tengo en mente que pueda ser hipearctivo, tiene una energia desmesurada, siempre esta corriendo, incluso en casa, pero en el colegio lo descartan. Como particularidad es su corta vida no es poca, me enteré una semana después de que me muriera mi padre de repente, que esta embarazada, por lo que tuve un embarazo muy agitado, viviendo mi duelo y el de mi madre, que fue un duelo patologico. Cuando tenia dos años y medio nació su hermana, y sus celos fueron terribles, al mismo tiempo coincidió que su abuela, que siempre le habia cuidado,apenas podia moverse y se vino a vivir con nosotros, y una mudanza, todo en el mismo mes…al año, le diagnosticaron soriasis, muy severa en cara, cuerpo, extremidades, y ahora mismo ya la tiene controlada cien por cien. Con su hermana tambien los celos parecen mas “normales”, pero sigo llamando la atencion constantemente. En general es un niño cariñoso, inteligente ( nos lo dicen en el colegio), nunca tiene problemas con otros niños, pero su energia es brutal, y no parece bien canalizada, nos contesta muchisimo, no hace caso, le da igual todos los castigos, todo lo que le digamos. Cada vez veo mas diferencia con los niños de su edad, en cuanto movimiento, siempre acelerado, con prisas, corriendo, saltando, sin miedos…..todo lo que es reforzamiento negativo, le hace aumentar sus gritos y enfados, con el reforzamiento positivo, mejora, y a veces si que es efectivo, pero tambien parece que le da igual, cada vez nos tiene mas desconcentados y con mas dudas en su comportamiento……

natalia 15 septiembre 2012 a las 11:37 pm

Soy una persona que se ha criado en una familia muy muy fria. mis padres nunca me dijeron que me querian y practicamente recibi muestras de cariño. a parte mi hermana me pegaba habitualmente, lo que hace que tenga una relacion muy fria con ella. a dia de hoy casi no tuve novios porque me da miego querer y que al final me abandonen, como lo hizo mi padre hace unos pocos años. me obsesiono con que nunca pueda llegar a querer a un hombre porque me cuesta comprometerme para que al final me abandonen y sufrir mas pero necesito que alguien me quiera y ese sentido de compromiso de una pareja y tener una familia tradicional. No se que hacer para poder entregarme y dejar que me quieran. porque hasta cuando me acarician me pongo nerviosa.
espero que me puedan ayudar, lo agradeceria profundamente ya que es una situacion que me hace sufrir mucho.

ruben 17 septiembre 2012 a las 5:07 pm

yo tampoco desde que naci lo tuve todo mil amores hasta el año 2000 todo se disipo jamas pude encontrar una mujer un amor una caricia un afecto no se la verdad a veces pienso que tengo lepra o algo la gente me ve y huye no entiendo que es lo que pasa por dios años de soledad me estoy volviendo loco totalmente

Alberto 21 septiembre 2012 a las 10:31 am

Por lo que tengo entendido la expresion del cariño o el recibir cariño de pequeños es util en la manera que nos hace sentir bien. Sentimos o notamos que somos importantes, que nuestra presencia en una habitación o en presencia de unas determinadas personas les despierta emociones y sentimientos que expresan de forma fisica, con caricias o adulando nuestro aspecto, en definitiva somos “alguien” y alguien importante ademas.
No se si tu tendrás una manera especial de demostrar lo que sientes a las personas que aprecias, no tiene que ser forzosamente con expresiones o gestos de cariño fisicos. Mi padre por ejemplo, expongo aqui algo personal, no es una persona muy dada a las muestras de cariño…mas bien todo lo contrario. Pero el las expresa de otras formas mucho menos gráficas. Me siento querido por mi padre porque se leer no como yo entiendo el cariño sino porque entiendo su manera de darlo.
No denostes tu forma de dar, quizá no sea muy gráfica o muy expresiva o tactil pero seguro que tienes una.
Algo diferente, es que quieras variar tu forma de expresar ese cariño a los demás, para hacerles notar que son importantes para ti. Como bien dice Noelia, la práctica te ayudara a variar conductas, si te esfuerzas, primero con tus allegados y luego con los extraños a demostrar tus emociones poco a poco se irá convirtiendo en algo más cotidiano y sencillo. Aún así, no cambies tu manera de dar porque creas que te falta algo o que lo que das no está bien dado. Dicho de otra manera, no lo hagas por necesidad. Sino por que vuestra comunicación será más fluida si uno se adapta a la forma de sentir del otro. “Entiendo tu forma de sentir y te hago un regalo al hablarte en tu idioma, no porque el mio sea peor sino porque contigo es menos eficaz”
Espero que te sirva de ayuda, Un abrazo

juani 20 marzo 2013 a las 1:37 pm

Llevo casada 3 años, y mi marido nunca me ha dado un abrazo ni un beso, ni le ha salido un te quiero. El se quedo sin madre a los 14 años, pienso que su adolescencia no la pasaria muy agradable, pq yo le digo que si me quiere, y el me dice que si, pero que no le sale el abrazo, yo pienso que cuando quieres a alguien eso sale solo, pero a el no lo han tenido que enseñar a dar cariño. Necesito vuestra ayuda, pq me encuentro solo y con falta de afecto.

siduil ferrer 29 marzo 2013 a las 12:50 am

es para ver como ayudo , ami hija de doce aÑos, por que ami me parece que se le hace dificil demostrar afectoa a otras personas.. y no se por que…

angela 5 abril 2013 a las 7:01 pm

mi hijo me abraza cada 5 minutos y a veces es exagerado, eso tiene que ver con algo psicologico?

Carola 17 mayo 2013 a las 6:05 am

No sé por qué no me gusta besar a mi familia, a mis padres, a mi hermano.. lo encuentro una lata, la mayoría de las veces me carga cuando hay que saludar o despedirse, porque hay que besarse las mejillas. Pero es sólo con ellos, con mi novio y su familia no, ni con mis tíos, tías, primos; por el contrario, me gusta demostrarles cuánto los quiero.
No entiendo por qué, si quiero a mis padres, no es que seamos una familia amorosa tampoco, pero realmente me irrita el ritual del beso. Peor aún cuando nos saludamos y despedimos varias veces en el día. Me siento desgraciada porque no me guste, pero no me gusta y definitivamente me irrita mucho!! trato de contenerme porque sé que no es lógico, pero por dentro me siento incluso enojada por tener que dar esos besos.

Clara 9 julio 2013 a las 8:19 pm

Hola

Yo llevo con mi marido toda la vida. Tengo 39 años y la situación me enferma. Dice que me quiere, me hace regalos pero su relación conmigo es fría, intransigente, sin cariño. Soy una mujer inteligente y con buen físico, trabajadora y cariñosa. ¿Qué tengo que hacer? Tengo la sensación que no soy suficiente para él. Desde hace un tiempo noto que busco el cariño desesperadamente y nada me llena. Yo me crié en una familia donde había amor y creo que él me ha contagiado su frialdad porque me siento enferma. He dado todas mis energías por mi familia y sin embargo está todo patas arriba.

Gracias por escucharme.

GENARO 5 agosto 2013 a las 5:14 am

qué puedo hacer con los temores de mi hija?

fermina 18 noviembre 2013 a las 9:55 am

Ayuda no se que me pasa, me siento una mala madre!!!
Mi nombre es fermina vivo aqui en España desde hace siete años me vine a España con 19 años y dejé a mi hijo a mi bebe de dos años lo pasé fatal muy mal por la distancia .. El se quedó con mis padres. El tiempo pasó y yo seguia tan lejos por un mejor futuro en España conoci a un hombre, me casé y tuve otro niño. Pasaron siete años cuando decidí que era mejor que mi hijo mayor creciera con nosotros y con su hermano, además yo lo anhelaba porque le extrañaba tanto y me puse muy feliz cuando al final lo pude traer.
La diferencia entre mis dos hijos son cuatro años. El mayor tiene 9 y el pequeño 5, y pronto me dí cuenta que esto empezó muy mal los celos que se tienen es increible no paran de discutir por todo: Esto es mio, tu eres tonto, te odio. El mayor le pega al chico, el chico le dice vete de mi casa, y asi todos los dias, y yo tengo un estrés. Estoy agobiada la paz que tenía se esfumó y mi casa se convirtió en un infierno. Yo no tengo ganas de nada sólo de llorar. Intento darles amor a los dos pero tengo que decir que al mayor me cuesta mucho darle un abrazo o decirle te quiero y mas porque trata muy mal a su hermano. Me siento una mala madre porque al final de cuentas toda la culpa es mia por haberle dejado tanto tiempo y perdi los años más importantes, donde se crea el vinculo de amor entre madre e hijo… Y eso yo lo perdi… Yo solo quiero ser feliz con los dos y con mi marido, espero que con el tiempo cambien ..
Yo se que tengo que tener paciencia porque todo esto es nuevo para mi niño mayor. En el colegio apenas se está adaptando, le va fatal en el cole, trae muy malas notas. Yo le ayudo muchisismo con los deberes e intento enseñarle todo los dias, y aunque parezca que lo entiende, a la hora de los examenes me trae un suspenso. Creo que tiene problemas de concentracion. Odia hacer los deberes, no quiere hacer nada en casa, ni la cama ni nada. Está siempre tumbado en el sillon viendo dibujos en la tele y lo unico que le interesa son los videojuegos. Con esta situacion ahora puedo decir que no soy feliz. A veces pienso que lo que él quiere es estar con sus abuelos otra vez. Por eso se comporta asi, pero yo no quisiera volver a enviarlo porque alli la educacion es muy baja. Y por su bien es mejor aqui. Pero estoy tan confundida que creo que me voy a volver loca, loca. Mi relacion con mi marido tambien ha cambiado a raiz de todo esto, pero eso no quiere decir que yo prefiera al hombre antes que a mi hijo. Yo solo quisiera comprender es qué me pasa?? Me siento una mala madre porque con él soy fria y con el pequeño no. Todo es mi culpa, yo tengo que darle muestra de cariño :-(

lola 20 noviembre 2013 a las 6:23 am

hola fermina me imagino por lo que estas pasando y en verdad que es muy estresante, en si la cuestion es que los dos chicos se tienen mucha rivalidad y yo de ti le enviara de nuevo con sus abuelitos porque ya con ellos a creado un vinculo afectivo y muy especial y tanto a la educacion trata de conseguirle una buena institucion privada, no lo tengas contigo encontra de su voluntad y peor aun si no puedes demostrarle cariño sincero.

karen 7 abril 2014 a las 2:57 am

Mi pareja es una persona fría, seca, poco romántica, y gruñona, la mayor parte del tiempo, pero hay momentos o días o incluso temporadas que esa actitud cambia, de repente es cariñoso, atento a mas no poder, etc, raro lose. Hemos tenido problemas de vez en cuando con esa diferencia entre el y yo, yo soy alguien totalmente diferente, me gusta expresar mis sentimientos de muchas maneras, soy positiva, muy sonriente y llena de vida. A veces me pregunto si tal vez sea la edad , el tiene 33 y yo 25, yo aun estoy estudiando y tratando de forjarme un futuro para mi, el a pesar de su edad ha tenido dificultades para tener algo propio en cuanto a lo material y se podría decir que aun busca esa estabilidad como hombre independiente. tengo que agregar que tuvo una mala experiencia hace algunos años e una relación en la cual como nunca el dio mucho de si, estuvo dispuesto a todo con el alguien, pero esa persona lo lastimo, le rompió el corazón a punto de caer en depresión y recibir tratamiento sicológico. Siempre me comenta que nunca vio muchas demostraciones de afecto y cariño en su familia. Hay días e los cuales el se siente mal por no poder mostrarse como yo, dice quererme mucho pero no puede, simplemente no puede ser el hombre enamorado que el considera yo meresco. La verdad yo lo acepto como el es, pero no negare que si me gustaría que en ese aspecto mejorara un poco, pero no se si todo lo que le puede haber pasado, el entorno donde ha crecido, las cosas por las que pasamos el y yo en nuestras vidas personales afectan nuestra relación y a el. Quisiera un consejo porque la verdad, lo quiero mucho y no quisiera dejarme llevar por ideas erradas o trilladas, ya que siempre he considerada que todas las personas somos diferentes, todas las relaciones son diferentes, y que tenemos que disfrutar cada dia como si fuera el ultimo sin hacernos tanto lio por el pasado o futuro. Gracias

lali 12 abril 2014 a las 7:01 pm

Hola: Mi problema lo tengo con mi hija, que la amo mas que a mi vida misma, es fruto de un embarazo no deseado, yo en ese momento estaba en la universidad y cuando quede embarazada tuve que dejar todo, me costo mucho el embarazo y nunca pude tener una conexión con el bebe.Pero todo cambio cuando nació, sentí un inmenso amor a penas la pusieron en mis brazos, ella es mi vida entera la persona que mas amo en este mundo y un gran orgullo, es una niña maravillosa honesta, cariñosa, comprensiva, excelente alumna.Y mi problema es que me cuesta mucho demostrarle mi amor, casi nunca la abrazo y me cuesta mucho decirle cuanto la amo! Me siento muy mal, la pero del mundo. Espero me puedan ayudar!! Gracias

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:

  • sean respetuosos y no sean ofensivos.
  • no sean spam.
  • no sean off topics
  • siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

Entidades colaboradoras

Los beneficios íntegros obtenidos por publicidad han sido cedidos a la Fundación Eduardo Punset: