Apoyo online

RSS

Autor: Apoyo online 22 septiembre 2011

No hay comentarios

Altruismo en las familias y selección de parentesco

Soy una mujer que considero que lo más importante en la vida es compartir y brindar ayuda a mi familia. Vivo en función de mi madre, hermanos y sobrinos. Todo lo comparto y lo entrego sin egoísmos., independientemente que tenga que renuncia a mi propio bienestar. Los problemas de mi familia son mis problemas, a veces sufro más que ellos cuando tienen que enfrentar dificultades. No me apego absolutamente a nada. En lo económico todo lo doy y renuncio voluntariamente a disfrutarlo porque me da más felicidad compartirlo con mi familia. Mi único objetivo es ver a mi familia radiante de felicidad. En pocas palabra el dinero en mis manos no tienen ningún valor. Soy una persona que jamás perdono algún hecho a personas que no forman parte de mi grupo familiar pero a mi grupo familiar todo lo comprendo y perdono. Agradezo su opinión al respecto.

Responde: Pablo Herreros.

Desde el punto de vista evolutivo, es normal que concentres tu energía y esfuerzos en aquellos con quienes compartes tus genes, así que considera esta tendencia como algo completamente natural.

La selección del parentesco es una teoría que fue desarrollada en la segunda mitad del siglo XX por el biólogo evolutivo William Hamilton. Esta teoría surgió para explicar el porqué de la aparición del altruismo en multitud de especies, algo que tenía confundido a muchos científicos. Este tipo de conductas prosociales es más frecuente entre miembros emparentados. Según Hamilton, ayudando a personas que tienen copias de nuestros genes, estamos ayudándonos a nosotros mismos.

Para comprender mejor la selección de parentesco, conviene hablar del concepto de aptitud inclusiva, que implica que la eficacia y éxito de un individuo no depende sólo de sí mismo sino también de sus familiares, en tanto que éstos comparten con él una elevada proporción de sus genes. Esto explica por ejemplo, por qué ha evolucionado un comportamiento como el de la abeja obrera u otros insectos sociales, que puede llegar a dar la vida por la colmena. Si con ello salva a dos o más de sus hermanas destinadas a ser reinas, y que serán quienes transmitirán los genes de la obrera muerta, habrá puesto a salvo una elevada proporción de sus propios genes. No olvidemos que algunos animales realizan acciones que aumentan la aptitud biológica de otros, incluso a costa de disminuir su propia eficacia biológica en la vida.

Etiquetas: , , , ,

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:

  • sean respetuosos y no sean ofensivos.
  • no sean spam.
  • no sean off topics
  • siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

Entidades colaboradoras

Los beneficios íntegros obtenidos por publicidad han sido cedidos a la Fundación Eduardo Punset: